jueves, 23 de febrero de 2006

Nº 007

Cuando el deseo de vivir vale menos que la vida misma,
las decisiones tomadas sorprenden a muchos.

Aunque muchas veces son mal vistos los suicidios, son quizás la única forma que una persona encuentra para decir vasta a su situación, aunque sus seres queridos sufran. Por otro lado, menos extremista, muchas veces en la vida uno toma decisiones que sorprenden hasta a la persona que mas nos conoce, pero esto se puede deber a una situación que se fue acumulando y que solo uno sabe que tan complicado fue.

Publicar un comentario