jueves, 23 de febrero de 2006

Nº 009

Las cosas son lo que son,
bajo las condiciones en las que ocurren.

Normalmente hay situaciones que pueden parecer o muy malas o muy buenas, y luego de un tiempo parecen superfluas, es decir, lo que sucede esta dentro de un marco de sucesos aledaños y fuera de ello puede no tener sentido alguno.

Publicar un comentario