domingo, 21 de diciembre de 2008

Nº 018

Los placeres son los engranajes de la vida.

Vivimos por y para los placeres, sino seriamos simples máquinas. La motivación para realizar alguna actividad agradable, la contemplación de un lugar o de una persona hermosa, la sonrisa de un niñ@, la música y el arte en general, el pensamiento, el romanticismo y la sensualidad, el amor de una pareja, amigos o familiares, son todos ejemplos de placeres. Todo lo que hacemos, o es un placer o es una mera obligación, pero vivimos soportando obligaciones por los placeres! sino ¿Por qué o para qué vivir?

Publicar un comentario