miércoles, 28 de abril de 2010

Nº 049

El rencor solo afecta a quien lo posee.

Muchas veces hay personas que nos dañan, ofenden, lastiman o ignoran, la reacción instantánea suele ser un profundo rencor, sin embargo, el rencor solo daña a la persona que lo está sintiendo y puede que la persona por la cual se lo siente, no lo sepa o esté disfrutándolo. Por ello lo mejor es intentar entender por que ocurrió y lentamente perdonar, lo que no significa olvidar. El perdón es un proceso interno que comienza con la comprensión y al final debe decidirse si el vínculo con esa persona continua.

Publicar un comentario