lunes, 12 de julio de 2010

Nº 059

Las decisiones deben ser tomadas desde el corazón,
limitadas con la razón.

La razón puede no tener siempre la mejor respuesta, ocurre muchas veces en la vida que las "corazonadas" suelen ser una excelente opción, sin embargo, como no podemos estar completamente seguros es preferible limitarlas con la lógica.

Publicar un comentario