domingo, 18 de julio de 2010

Nº 061

Siempre es bueno sonreír,
aún mas cuando no parece ser lo adecuado.

La sonrisa suele ser el mejor calmante para los malestares diarios, ¿habéis observado el efecto de la sonrisa en un niño/a enfadado/a? Por otro lado, hay días donde la sonrisa parece no ser buena, sin embargo, justamente debemos sonreír para ayudar a dejar fluir esa situación. Además es una forma de mantener joven la piel de la cara, se queman calorías, se mejora la circulación sanguínea y tiene un profundo efecto sobre el estado anímico, ¿todavía duda en sonreír?

Publicar un comentario