sábado, 8 de diciembre de 2012

Nº 097

A veces es mejor chocar que explicar.

Algunas veces para transmitir un mensaje puede resultar útil expresarlo de forma tal que resulte chocante al lector, pero no demasiado como para ahuyentarlo.
Publicar un comentario