viernes, 28 de enero de 2011

Nº 078

Al igual que las plantas, la paciencia debe ser cultivada.

No se puede ser paciente sin practicarlo a diario.
Publicar un comentario