domingo, 15 de abril de 2012

Nº 093

Las mujeres y hombres que luego de perder a su pareja, por separación o viudez, postergan su vida sentimental por "dedicarse a sus hij@s" cometen dos grabes errores: les recargan a sus hij@s la responsabilidad de su felicidad y les dan el mensaje que las relaciones de pareja no son importantes.

Por "no querer darles un mal ejemplo" justamente se lo están dando por tener esa actitud. Debe tenerse en cuenta que si no se desea una pareja esta bien, el problema es cuando se la desea y siempre se esta reprochando directamente o indirectamente a los hijos esta cuestión. Relacionado con Nº 024, Nº 085, Nº 087 y Nº 089.
Publicar un comentario